El fabricante de software para empresas SAP cae un 6% en la Bolsa de Fráncfort después de presentar los resultados del segundo trimestre y del primer semestre de este año, y con él, se ha llevado a todo el sector tecnológico europeo, lo que ha provocado mínimos de tres semanas en los mercados europeos.

SAP cotizaba en el selectivo DAX 30, pero bajó un 6%, hasta 112,88 euros, en los primeros compases de la negociación. Tras la apertura del mercado calló hasta un 10 %.

La empresa tuvo en el primer semestre de 2019 un beneficio neto atribuido de 455 millones de euros, un 68% menos que un año antes, por costes de reestructuración. Este programa que inició SAP en enero alcanzó en el primer semestre la cifra de 1.085 millones de euros (22 millones de euros en el primer semestre de 2018). Los gastos operativos aumentaron en los seis primeros meses del ejercicio un 31% (12.031 millones de euros). Aumentaron también los gastos por la participación de los empleados en las acciones de la compañía, llegando hasta 1.114 millones de euros (491 millones de euros en el primer semestre de 2018) debido a la fuerte subida del precio de los títulos en el primer semestre de este año. En comparación con el primer semestre de 2018, los costes de personal subieron un 22 %.

Por esta razón, SAP ha anunciado que la empresa sufrió una reestructuración de su negocio en 2019, que le obligará a asumir un cargo de entre 800 y 950 millones de euros. La compañía, la tecnológica reasignaó a algunos de sus empleados y ofreció la jubilación anticipada a otros, si bien, el número de empleados creció frente a 2018.

Bill McDermoot dimite tras los buenos resultados

«Esto no es una medida de reducción de costes. Somos una compañía en crecimiento», señaló el presidente ejecutivo Bill McDermoot en su momento y aclaró que el objetivo es simplificar la estructura y los procesos de la empresa. Bill McDermoot, que aseguró que «Sap ha logrado o superado todos sus pronósticos, incluso después de haberlos revisado varias veces al alza». El directivo destacó que la compra de la empresa estadounidense Qualtrics International por 8.000 millones de dólares (casi 7.000 millones de euros) les permitirá seguir «revolucionando» la industria del software empresarial, ya no dirige la compañía, se ha despedido hace unos días, a pesar de los buenos resultados obtenidos. Las acciones de SAP han subido más de un 8% en la Bolsa de Fráncfort.

Tras anunciar su retirada, el ya ex-CEO ha declarado sentirse muy orgulloso del trabajo que han realizado durante la última década, así como ha demostrado una total confianza a sus sucesores «harán un trabajo sobresaliente ya que estas son las dos mejores personas para el trabajo sin duda».

Bill McDermott, de 58 años, se incorporó a SAP en 2002 como responsable de la compañía en Norteamérica y fue responsable de su expansión en la región, en 2008 se incorporó al consejo y en 2010 pasaría a dirigir la compañía.

«Realmente lo he pensado mucho, y sé que es el momento adecuado y por eso estoy tan contento. Cuando puedes tomar decisiones desde una posición de fuerza, siempre estás feliz» declaraba en una entrevista con Techcrunch.

SAP, que compite con rivales como Salesforce y Oracle, confía en que su facturación suba con fuerza en 2019, pero menos que el resultado operativo (entre un 7,5% y un 11,5%), sobre la base de los tipos de cambio actuales, si bien confiesan que estas cifras pueden cambiar según las fluctuaciones de los tipos de cambio a lo largo del año.

Para 2023, la compañía prevé una facturación de más de 35.000 millones de euros, gracias a la aportación de esa adquisición y la de otras empresas como Callidus, y un crecimiento del resultado operativo de entre el 7,5% y el 11,5%. SAP espera que para esa fecha sus ingresos totales alcancen los 35.000 millones de euros, más que triplicando sus ingresos por suscripción y soporte en la nube.

A McDermott no le preocupa la debilidad de la economía mundial y la guerra comercial entre EE UU y China y asegura que SAP no está tan expuesta al ciclo económico como los proveedores de hardware.

En España, destaca el Software de Inforges, SAP Business One, ERP creado por SAP para pequeñas y medianas empresas. Constituye el modo más fácil y asequible de gestionar una empresa, desde la venta y las relaciones con clientes hasta las finanzas y las operaciones. SAP Business One se ha diseñado pensando en la flexibilidad, totalemente personalizable y ampliable, con el objeto de satisfacer las necesidades de todos y cada uno de sus clientes.

Deja una respuesta