El mundo de la estética y las operaciones son algo que cada vez son más demandado por la población. En este sentido podemos destacar la lipoescultura o el aumento del pecho. Hace ya unos años que la cirugía estética en general ha dejado de ser sinónimo de riqueza. Ahora hay más y mejores técnicas de estética, que junto al desarrollo tecnológico y la bajada de precios, hacen que las intervenciones sean algo realmente asequible.

Está de moda regalar retoques a nivel estético

Es algo que cada vez vemos con más frecuencia y que ha ido creciendo. Muchas clínicas, al ver como crece esta tendencia y las ganancias que les reportan, lo suelen anunciar incluso en sus páginas web.

Entre los argumentos, por ejemplo, se puede encontrar a amigos o familiares próximos que desean operar de cirugía, pero no se terminan de animar o carecen de ingresos para hacerlo, por lo que si le regalamos una operación, seguro que es algo que no olvidan.

Momentos como la Navidad son ideales para este tipo de regalos más originales.  Los profesionales también dicen que los meses de octubre y noviembre son también interesantes al disminuir el sol y el efecto de la cicatrización es más suave. Después de las vacaciones de Navidad también es buen momento para someterse a una intervención, pues podrá llegar a las vacaciones de Semana Santa con buen aspecto en las cicatrices en caso de que sean visibles.

¿Cuáles son las intervenciones que más se solicitan por parte de los pacientes en general?

Como decíamos antes, la lipoescultura y el aumento del pecho son las más solicitadas, pero también conviene añadir la operación de párpados, pues se obtienen buenos resultados y rejuvenece la mirada de manera espectacular.

¿Qué perfil de gente acude a las clínicas de cirugía estética?

Este tema suele generar curiosidad. Lo cierto es que el paciente que acostumbra a acudir a estas clínicas suele ser totalmente común. Las mujeres, eso sí, se operan más que los hombres, llegando a ser de un porcentaje de 7 de cada 10 son féminas.

En cuanto a la edad, algo más de 40% son personas de 30 a 44 años, un algo más del 30% de más de 44 años y un 25,1 % cuenta con menos de 30 años.

Cenydiet, especialistas experimentados

El éxito y progresivo aumento de clínicas estéticas hace que tengamos que ser muy cuidadoso de los centros a los que vamos. Merece la pena apostar por un centro que lleve años de experiencia como ocurre con Cenydiet, los cuales llevan más de 10 años y tienen profesionales de una dilatada experiencia en el tema.

Esta clínica de Linares (Jaén), busca siempre el estar a la última con las más avanzadas técnicas y unas instalaciones que también buscan que la clientela que tienen se sienta realmente como en su casa.

Al final este tipo de centros que llevan años, generan una mayor confianza y no suenan al típico centro que aparece y termina cerrando al poco tiempo po0r su inexperiencia. La cirugía estética es un tema serio y debe tener un buen equipo de profesionales encargado de todo, de lo contrario las quejas no tardan en aparecer. Si quieres evitar esto, apuesta por sitios experimentados o que cuenten con profesionales titulados y contrastados.

En el caso de Cenydiet también realizan test de intolerancia alimentaria, dietas personalizadas, depilación láser, tratamientos faciales, etc.

Nuestra salud está en juego

Conviene incidir en la importancia que tiene el estar en buenas manos. Si te pones en manos de un buen profesional de la estética, los resultados terminan siendo los deseados. De lo contrario, pueden ocasionarte un estropicio importante, por lo que hay que mirar no solo lo que cuesta la intervención como tal, también merece la pena informarse sobre quien te va a intervenir.

Hay gente que busca solo un precio barato y después termina en clínicas estéticas de poco caché o experiencia que no solo pueden provocarles daños u operaciones que no respondan a lo esperado. En muchos casos será gasto doble, pues después tendrán que ir a un buen centro donde intenten solucionar, en caso de que se pueda, el estropicio de la low-cost.

Precaución por tanto, y no te apresures a elegir clínica, hay tiempo y tu salud lo merece ¿no?

 

Deja un comentario