A favor o en contra, parece que no hay término medio en lo que a homeopatía se refiere. Y es que el tema ahora mismo está de ferviente actualidad desde que el Gobierno dijera que va a regular los medicamentos homeopáticos de venta en territorio nacional. Pero esto no es algo nuevo, pues en nuestro país este debate lleva abierto muchísimos años, y aún a día de hoy sigue siendo un tema difícil de tocar en según qué sectores de la población.

Mientras que en Alemania se defiende la homeopatía a pies juntillas, en otros países, incluyendo el nuestro, no está tan bien vista. El doctor Frank Ulrich Montgomery, presidente del colegio de médicos alemán, ha afirmado que la homeopatía es una medicina complementaria que ayuda a muchas personas. Y es que, según un estudio realizado por la asociación alemana de farmacéuticos, buena parte de los alemanes confía en medicinas alternativas como la homeopatía. De hecho, los estudios indican que el 64% ha recurrido alguna vez a la homeopatía y que más del 70% de los que lo hicieron están satisfechos tanto con su eficacia como con su tolerancia.

La farmacia especializada en homeopatía en Barcelona, Farmacia Ramón Ventura, ha asegurado que la mayoría de sus pacientes homeopáticos están satisfechos con los resultados obtenidos tras acabar un tratamiento homeopático, y afirman que los alérgicos son quienes más beneficios obtienen.

Un aliado contra las alergias

Según el conocido portal español hablandodehomepatia.com, el medicamento homeopático actúa de la siguiente manera contra las alergias:

  • Desensibilización: utiliza las propias sustancias a las que somos alérgicos para enfrentarnos a ellas poco a poco y de manera gradual. De este modo conseguimos insensibilizarnos, con mayor o menor porcentaje de éxito dependiendo del paciente, contra las alergias al polen, los ácaros, o los pelos de animales por ejemplo.
  • Control de síntomas: tras el tratamiento prolongado con medicamentos homeopáticos, conseguimos unos efectos similares a los que se consiguen con los antihistamínimos con la ventaja de que no tendremos efectos secundarios.
  • Modulación del terreno: el tratamiento homeopático ayuda a estimular el terreno (nuestro cuerpo) para equilibrarlo de nuevo, de modo que las sustancias que no deberían hacernos daño vuelvan a ser inocuas para nosotros.

Y es que, según este portal, la Homeopatía nos aporta medicamentos capaces de intervenir en la estrategia de tratamiento de los pacientes alérgicos a diferentes niveles y son el paciente junto con su médico los que deberán elegir como abordar cada caso. Además, como son medicamentos seguros, no debemos preocuparnos por nada. Eso sí, siempre y cuando hablemos de medicina complementaria y nunca de medicina sustitutiva.

2500 solicitudes

Más de 2500 solicitudes son las que ha recibido la Agencia Española del Medicamento para registrar y autorizar la comercialización de unos 15.000 productos homeopáticos. Actualmente todos esos productos se encuentran en proceso de evaluación y regulación, pero desconocemos cuándo se ofrecerá el resultado final, y tampoco sabemos si las nuevas tasas se cobrarán por producto o indicación.

En lo que a niños se refiere, la homeopatía ofrece grandes ventajas y es que mejora los trastornos crónicos o de repetición a edades en las que el cuerpo aún es capaz de adaptarse y mejorar. Además, el tratamiento homeopático fortalece la fisiología homeostática del niño y activa la cascada de reacciones naturales que presenta cualquier organismo ante una agresión lo que puede ayudar a evitar medicaciones innecesarias. No obstante, cabe recordar que la homeopatía no ofrece la curación de ninguna enfermedad, sino que estimula esa curación, por lo que, de nuevo, es de vital importancia que se aconseje la homeopatía como medicina complementaria y jamás como medicina sustitutiva.

En Diario16, el doctor Gonzalo Fernández,  médico, homeópata y docente, portavoz de la Asamblea Nacional de Homeopatía, asegura que esta medicina alternativa es un recurso más, ni más ni menos, y que por eso se pide respeto y el cumplimiento de las leyes al respecto. Y es que, según una encuesta del CIS, más de la mitad de los españoles cree que la homeopatía sí funciona.

Muchos de los profesionales homeópatas de nuestro país señalan el intrusismo como principal fuente de conflictos, pues son esas personas que dicen ser homeópatas y no lo son quienes acaban dando mala imagen en la sociedad. Para luchar contra el intrusismo el pasado 20 de octubre se presentó un sindicato de homeópatas: SHL.

Deja un comentario