Aquellos que tienen una página de ventas online que está arrancando, de seguro que son ellos mismos los que controlan la experiencia del cliente; escriben los anuncios, aprueban las imágenes, ajustan el sitio web y escriben los correos.

Asimismo, buscan ser también los que controlan el proceso de envío, el cual además de ser de suma importancia, tiene que delegar a alguna compañía de entregas y confiarles el éxito de la entrega.

El envío puede hacer o romper tu negocio en varias formas. Por ejemplo, si eliges el socio de envío incorrecto, tus clientes pueden pasar por una mala experiencia. Por lo que si no planificas tu estrategia de envío podrías terminar siendo no rentable. Así, debes prestarle especial atención a la preparación de tu paquete, así como a la compañía de envío que estás contratando.

Para ayudarte en este confuso y complejo mundo del envío y la preparación de pedidos, hemos elaborado una lista de consejos básico a la hora de preparar el paquete, de forma que hagas todo lo humanamente posible por asegurar el éxito y hemos contado con la ayuda del equipo especialista en materia de BVPack Embalajes.

Empaque y marketing

A medida que el mundo del comercio electrónico se desarrolla, también lo hacen las expectativas del cliente que compra en línea. Mientras que hace años el empaque y el envío eran simplemente una forma de recibir un producto comprado en línea, hoy en día el público busca que el empaque y la presentación sean parte de una experiencia de compra, reflejando además la personalidad de la marca con la que tanto se identifica.

Esta expectativa significa que las empresas deben llevar su competitividad un paso más allá hasta la forma de enviar su mercancía, buscando nuevas y distintivas formas de sorprender y encantar a sus clientes al momento de recibir su pedido en casa, vendiéndoles no solo un producto, sino una experiencia completa.

Opciones de empaque

Antes de enviar tus productos, tendrás que empaquetarlos para un transporte seguro. Para lograrlo, tienes varias opciones. Algunas de estas son:

  • La opción más común que quizá es la de usar las cajas o sobres acolchonados (o sin relleno). Para la mayoría de las empresas y productos, es probable que tengas que usar un tamaño de caja para empaquetar tus productos para el envío, así como algún tipo de relleno o amortiguación.
  • Pero también están los embalajes no convencionales como las bolsas de café, las cuales son ideales si tus productos no requieren de ningún relleno protector. Las bolsas de café ofrecen un costo bajo, alta calidad y un medio para vender tu marca por medio del atractivo de bolsas mate de revestimiento negro/plata, combinados con los colores que te identifican.

Empaca ligero y pequeño

Como si fueras de viaje solo el fin de semana, con los envíos también debes empacar ligero y pequeño. Esto debido a que la mayoría de los mensajeros de envió y las opciones de este se cobran en función del tamaño y el peso, lo que te obliga a hacer todo lo que esté en tus manos para mantener tu empaque lo más pequeño posible.

También te recomendamos que consideres la realización de unas cuantas tallas estratégicamente seleccionadas de los materiales de empaque, como un tamaño de cajas pequeño, mediano  y grande, por supuesto, siempre basándote en tus productos. La idea es que tus clientes no consideren el empaque del producto algo excesivo y se quejen de cuanto se inflan los costos de envío.

Siguiendo estos consejos en cuanto al tamaño de tus empaques, te aseguramos que ahorrarás no sólo en costos de envío, sino que también mantendrás los costos de empaque para que no se salgan de tu margen de beneficio.

Opciones de envío al cliente

Antes de poder enviar los productos, otro factor importante que debes evaluar es la estrategia para cobrar a tus clientes. Para esto, tienes diferentes opciones que las tiendas online suelen aplicar, de forma que tu elijas la que mejor se adapte a tu negocio:

  • Envío gratis

Por supuesto que no hay nada más atractivo para el consumidor que algo gratis. Por eso,  ofertar envíos gratis se está convirtiendo en una opción cada vez más popular y ha demostrado una gran promesa de reducción de abonados en las compras.

Sin embargo, como no todo lo que brilla es oro, el envío en verdad nuca sale gratis. Es decir, que como alguien tiene que pagar por él, debes optar por alguna de estas opciones:

  • Aumentar los precios de productos para cubrir los costos de envío. A fin de cuentas, el cliente paga, pero sin darse cuenta.
  • Tú pagas el precio total de envío hacia afuera de tus márgenes, esto si crees que de esta manera fidelizarás a tu público y aumentarás tus ventas a cambio del gasto
  • Aumentar los precios de los productos ligeramente para cubrir los costos parciales del envío, haciendo un balance en el que tanto tú como tu cliente pagan
  • Lo que se ha vuelto muy popular y efectivo entre muchas de las tiendas más conocidas es ofrecer el envío gratis solo sobre una cantidad de orden mínima. De esta forma, ayudas a compensar los costos de envío, ayudando a aumentar el tamaño medio de los pedidos.
  • Tarifas en tiempo real

Otra estrategia efectiva de envió es cobrar tarifas de transporte en tiempo real para el envío. Esta es la estrategia utilizada por plataformas de comercio electrónico como Shopify, que pueden integrar en tiempo real varios mensajeros como USPS  y Canadá Post (entre otros), en busca de opciones de envío y vivir de precios de varios portadores. Así, tus clientes pueden elegir y pagar por el servicio exacto que quieren.

  • Tarifa única

Finalmente, la última opción popular es la de ofrecer tarifa plana de envío. La mejor ventaja de esta opción es que trata de asegurar que no subfactures drásticamente o sobrecargues a tus clientes.

La tarifa única de envío usualmente funciona mejor cuando se tiene una línea de productos similares con tamaño estándar y peso similar. Por el contrario, el envío de la tarifa plana tiende a ser un poco complicado y menos eficaz si vendes una amplia gama de productos con diferentes tamaños y pesos.

 

Deja una respuesta