Los expertos en salud han apuntado que España, al mismo tiempo que dispone de una sanidad bastante potente, tiene uno de los peores registros de salud dental en lo que tiene que ver con el continente europeo. Y eso, como es lógico, nos ha llevado a preguntarnos el porqué de esta situación y las posibles medidas a tomar para trata de evitar la aparición de problemas dentales en la mayoría de las bocas que se encuentran en este país. Lo cierto es que una de nuestras conclusiones principales es que, en España, hay un margen de mejora considerable en lo que tiene que ver con este asunto.

En lo que tiene que ver con las causas de este tipo de cuestiones, hemos detectado una cierta falta de educación dental en nuestro país. Creemos que en los colegios y también en el entorno familiar todos deberíamos hacer más incidencia en el cuidado de la salud dental. Y ese es uno de los objetivos que hay que marcarse de cara a los próximos años. De no ser así, no habrá esa cultura dental en España que permita que los datos mejoren y que no estemos tan expuestos a asuntos como la caries, la gingivitis o la pérdida de piezas dentales.

Pero, ¿por qué no cuidamos nuestros dientes? La verdad es que la respuesta es bastante complicada y solo puede encontrar una explicación en el hecho de que nos dé pereza. Tan simple y tan triste al mismo tiempo. Más fácil es la respuesta a la pregunta de por qué no vamos al dentista aun teniendo problemas dentales de bastante dificultad. Según un artículo publicado en el portal web del diario Heraldo titulado «los riesgos de no ir al dentista«, parece que el problema es de índole sobre todo económica. Pero es que, aún así, la explicación no nos vale porque, tal y como se apunta en dicho artículo, no ir al dentista no hace sino encarecer los tratamientos posteriores.

Y es que hay muchos más problemas además de la caries, que es el que consideramos primordial. Una noticia publicada en el diario El País hablaba de ello citando asuntos como lo son la hipersensibilidad, las infecciones, la diabetes o la enfermedad coronaria, entre otras. La noticia también hace hincapié en dos cuestiones más: en primer lugar, asegura que el rechinar de los dientes puede dar lugar a dolor muscular y de cabeza. Finalmente, se apunta que el cáncer bucal se puede detectar a tiempo si vamos de manera periódica a las revisiones.

¿Cómo es posible que, con los medios con los que contamos, todavía haya una cantidad tremenda de problemas dentales en España? Es imprescindible cambiar los pobres datos que nos deja la salud dental dentro de nuestro territorio. Los profesionales de una entidad como lo es la Clínica Luis Duquela, cuya página web oficial es clinicadentalpamplona.com, nos han comentado que, aunque sí que es verdad que se ha experimentado un pequeño repunte en lo que a asistencia de gente a su consulta en los últimos meses, son todavía demasiadas las personas que no han apostado por ello.

Las consecuencias de esto son demasiado graves como para que no nos las tomemos en serio. Y es que los problemas dentales que experimenta una persona pueden derivar en algo que complemente nuestro mal estado de forma, como un dolor de cabeza, dolor de espalda o diferentes dolores musculares. Seguro que muchos de vosotros y vosotras no queréis experimentar este tipo de situaciones. Pues bien, aunque parezca inverosímil, cuidar de vuestros dientes os puede ayudar en ese sentido en una proporción mucho mayor de lo que os pensáis.

El tabaco y el café no son los mejores aliados

Encontrarle el sentido a este asunto es algo que nos parece complicado, pero eso no nos ha impedido sacar algunas conclusiones. Una de las que tiene más fuerza está relacionada con el consumo tan alto de café o tabaco que tenemos en España. La verdad es que este tipo de productos generan una gran cantidad de problemas en los dientes y no cabe la menor duda de que hay que ponerle remedio reduciendo su uso para tratar de mejorar en lo que tiene que ver con nuestra salud dental.

Nos quedan muchas cosas por mejorar en lo que tiene que ver con nuestra salud dental. Desde luego, no cabe la menor duda de que tenemos que poner toda la carne en el asador para intentar que en España cuestiones como lo son el cuidado y la higiene de nuestra boca importen más. Y para ello también hay que cuidar del tipo de productos que consumimos puesto que son muchos los alimentos que resultan muy perjudiciales (mucho más que otros, sin lugar a dudas) para nuestra boca y nuestros dientes. Estar pendientes de esto hace que cumplamos un primer paso en lo que respecta al respeto de nuestra salud bucodental.

 

Deja un comentario