La prueba de acceso a la universidad mayores de 25 es cada vez más solicitada. No olvidemos que la EBAU, la que es la antigua selectividad es la forma más común de entrar a la universidad, pero no es la única, por lo que sino estás en posesión del bachillerato no debes preocuparte, puesto que no la vas a necesitar. Vamos a ver este tipo de alternativas y focalizarnos sobre ellas, más concretamente sobre la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años.

Formas de acceder a la universidad

En nuestro país hay una serie de formas de acceder a estudios universitarios, algunas de ellas que no se conocen demasiado, pues no se acostumbra a hablar sobre ellas en los institutos. Una de las más conocidas es la de estudiar bachillerato y una vez finalizado presentarse al examen de acceso a la universidad.

En este examen se hacen preguntas sobre lo que has estado viendo en los dos años anteriores en los estudios de bachillerato.

Otra forma de poder acceder es mediante un ciclo formativo de grado superior. En ese caso, vas a poder entrar de forma directa, sin tener que hacer exámenes, aunque dependerá de la universidad puede haber problemas en el caso del que el Ciclo Superior o el Grado sean de diferentes ramas.

En el caso de que vengas de otra carrera, se pueden solicitar la convalidación de los créditos y matricularse con algunas asignaturas ya superadas. Una vía que solo es posible si se logra una convalidación que tendrá que ser de como mínimo 30 créditos, lo que supone que deberás venir de carreras parecidas. Esto normalmente se le llama traslado de expediente.

Por último, contamos con las pruebas de acceso a la universidad sin que haya más requerimientos o titulaciones previas.  Hay la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años, pero también una serie de variantes concretas para mayores de 45 años y una para mayores de 40 años que tengan experiencia laboral relacionada.

¿Cuál es el funcionamiento de la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años?

En el caso de que tengas más de 25 años y menos de 45, de no tener las titulaciones que dan acceso a la universidad y quieras hacer un grado unviersitario, recomendamos hacer la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años como nos recomiendan desde accesouniversidadmayores25.com, pues es una buena manera de acceder. La prueba tiene un par de fases. En la primera es necesario completar un texto donde se comentará un texto que tratará sobre algo de actualidad, además de evaluar sobre lengua castellana y una lengua extranjera, que puede ser inglés, francés, alemán, italiano o portugués. El objetivo en esta fase es saber si el alumno cuenta con la madurez suficiente para poder entrar en estudios universitarios.

La segunda de las fases trata dela evaluación al estudiante sobre una serie de materias concretas sobre la rama que haya elegido, que puede ser sobre artes y humanidades, ciencias, ciencias de la salud, ciencias sociales y jurídicas o ingeniería y arquitectura.

Al final la nota que obtenemos es la que va a resultar después de hacer una media entre las dos fases, aunque hay que pensar que en ninguna de ambas vas a poder sacar menos de un 4.

Esta prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años a distancia no se puede realizar. Sí que es verdad que podemos hacerla en la UNED, pero la prueba en sí se hace de manera presencial.

Si que se puede estudiar el acceso por cuenta propia, pero no nos engañemos, se precisa de una gran fuerza de voluntad y es posible que algunos de los detalles no los puedas preparar tu solo debidamente.

Por este motivo te recomendamos que te pongas las pilas y no dudes en hacer un curso en concreto con el que contar con el apoyo de profesores especializados en el tema, pues te dará más oportunidades de aprobar y obtener una buena nota, algo que siempre es importante, todo ello dependiendo de la carrera

Por este motivo te recomendamos hacer un curso específico en el que vas a tener el apoyo de profesores especializados con los que disponer de mayores oportunidades de aprobar y poder sacar una magnífica nota, lo que es bastante conveniente cuando se quiere acceder a una determinada carrera.

Formarse siempre es bueno y más en los tiempos que vivimos, donde se hace indispensable. Así que ya sabes, el curso de acceso es una oportunidad que merece la pena tener en cuenta.

Deja una respuesta