Cuando se habla sobre cuáles son los tratamientos de ortodoncia que más se demandan en las clínicas dentales, elegir los brackets es fundamental para que el paciente pueda sentirse bien en un proceso que en ocasiones dura más de un año. Ahora se pueden utilizar brackets transparentes que son de lo más atractivos para la estética del paciente.

Como nos comentan desde clinicadentalcarrilet100.com, lo normal es que se haga un examen previa donde el profesional de la salud dental conoce la dentadura y los problemas existentes. De esta forma es sencillo mostrarla las posibles alternativas existentes a la hora de elegir los brackets. Todo va a depender de si son compatibles para que se produzca la alineación de los mismos.

¿Qué clases de brackets podemos elegir?

Si se piensa en la clase de material en el que se fabrican, estos son algunos de los más habituales:

Metálicos

Son los de toda la vida y se siguen usando por su extraordinaria eficacia y precio reducido, han ido evoluicionando en lo tecnológico y su aspecto es frío y no demasiado estético. Ahora, eso sí, pueden ser de colores. Una de las principales desventajas son las molestias que se producen hasta que se ajustan de forma perfecta a la boca de la persona.

Cristal de zafiro

Son transparentes y parecen invisibles a media o larga distancia. Duran mucho tiempo y el paciente no debe temer a que puedan mancharse con los alimentos que se ingiera. Proporcionan más confort y permiten que se pueda lucir la sonrisa sin complejo alguno.

Porcelana o de plástico

Son bastante discretos en cuanto a la estética y valen para mejorar la imagen del paciente en el tratamiento. A pesar de ello, hay que recordar que algunos alimentos o bebidas pueden hacer que se manchen, por lo que hay que ser cuidadoso con ellos.

Oro

Duran mucho y son de lo más resistentes. A la hora de su funcionamiento, son similares a los metálicos y los resultados una vez realizado el tratamiento son excelentes.

Si hablamos de la instalación en la boca del paciente:

Autoligables

Tienen un alambre movible que lo que hace es sujetarse al arco, todo ello gracias a unos clips donde el arco dental quedará fijado a los brackets y por ello no van a precisar de gomas elástico que todos sabemos que con el paso del tiempo van perdiendo fuerza.

De adhesión

En este caso son adheridos a la superficie dental con un tipo de resina especial que permite que la fijación pueda ser la ideal. El proceso mediante el que se coloca el esmalte tiene muchos tipos.

Linguales

Son los más novedosos y en este caso son colocados en la parte interior de los dientes, por lo que no se ven tampoco en las distancias reducidas. Son también los más caros por los materiales que se usan en la fabricación y se recomiendan para las personas que precisan de una fantástica estética a nivel dental.

Ortodoncia invisible

La firma invisalign realiza férulas transparentes que lo que hacen es mejorar la estética de los pacientes, por lo que se le denomina ortodoncia invisible.  Además se pueden quitar para comer o para lavarse los dientes.

La elección

En este sentido, el ortodoncista es quién una vez se examina el paciente, da las alternativas que se pueden elegir para escoger los brackets más adecuados, todo ello de cara al problema que se precise resolver y del presupuesto que disponga la persona en cuestión.

Existen otros aspectos como el meramente estético que pueden ser de gran importancia para el paciente, tanto por la profesión como de cara a tener buena imagen.

Todo va a depender de dichos factores y también de los años que tenga el paciente. Más o menos estos son los rangos de edades existentes:

Hasta los 12 años: suelen ser comunes los metálicos y también los que son removibles

Desde los 12 años: los convencionales o también de color

Personas adultas: en este caso pueden ser de cualquier clase, siempre que el profesionales les de el visto bueno. Aquí todo va a depender de las necesidades existentes y del presupuesto que dispongamos.

El consejo más importante que podemos dar es que se vaya a la clínica de confianza, donde seguro que unos buenos profesionales con experiencia y cualificación, van a ser capaces de asesorar y hacer posible que los brackets por los que os vayáis a decidir sean los que respondan a las necesidades de vuestra cavidad bucal. Suerte con vuestra elección y ya veréis como en nada estaréis luciendo una bonita sonrisa.

Deja una respuesta