Tenemos un problema grave en lo que tiene que ver con el estado de salud de nuestros dientes. Y es que son muchas las personas que sufren algún tipo de problema en lo que respecta a sus piezas dentales. Desde luego, es algo que llevamos tiempo diciendo y que requiere del máximo de nuestros esfuerzos en pos de obtener una resolución. La verdad es que son muchas personas las que están detrás de una mejora como esta. España es un país que produce una gran cantidad de dentistas que se encuentran deseosos de ofrecer soluciones a todas aquellas personas que la necesiten.

Eso sí: tenemos que poner el foco del problema de la salud dental en los niños por dos razones: la primera es que se trata de uno de los sectores de la población que más problemas y peores datos registra en lo que respecta a su salud dental. En segunda instancia, se trata del momento de la vida en el que empezamos a adquirir conciencia y hábitos, así que es evidente que obtener un refuerzo en lo que respecta a este tipo de personas es vital para que no se olviden de la importancia que tiene el cuidado de sus dientes.

Hay un dato que publicó la página web Gaceta Dental que nos preocupa y mucho. En marzo del año 2019, el volumen de niños menores de 6 años que tienen caries era del 31%. Casi uno de cada tres. Es una cifra que nos preocupa y mucho y que, desde luego, debería inquietar a todo aquel que tenga algo que ver con el sector dental. El consumo de algunos alimentos azucarados puede estar detrás de este tipo de problemas y lo cierto es que convendría que, en el caso de que nuestros hijos abusen de ese tipo de alimentos, les pongamos un límite. Su salud dental y la general lo agradecerán de veras.

Vamos a comentar otra cifra acerca de lo mismo. En este caso, el dato proviene de la web del Consejo de Dentistas e indica que 1’8 millones de niños menores de 12 años tienen caries en sus dientes primarios. La verdad es que también es un dato lo suficientemente impactante como para ponernos los pelos de punta. Con estos números, se hace más evidente la necesidad que existe en nuestro país de potenciar el sistema de cuidado dental, pero no solo de eso, sino también de reforzar aspectos como la educación a este respecto. Es importante explicar a los menores los problemas a los que se pueden enfrentar si no cuidan como deben de su salud dental.

El problema en la salud dental de los menores de edad en España no es nuevo ni mucho menos. Es lo que nos han trasladado recientemente desde Dentiun. Y es que sus profesionales no paran de ver cómo sigue creciendo el porcentaje de niños que componen su cartera de clientes y no precisamente para realizar su revisión anual. La caries es el problema más repetido entre este grupo y lo cierto es que eso no puede ser fruto de la casualidad. La mala alimentación y la falta de cultura en cuidados dentales de las familias españolas tienen mucho que ver con esto.

¿Es la educación la única manera de promover una mejora? 

Es evidente que la educación juega un papel fundamental a la hora de ir introduciendo los valores necesarios a los pequeños para que cuiden de sus dientes. Sin ella, los datos serían todavía peores de lo que ya son. Pero es verdad que hay que potenciarla un poco más con el fin de que todos los muchachos y muchachas sean conscientes de los peligros que existen al dejar a su boca sin ninguna protección ante elementos adversos y nocivos.

Una de las vías que tenemos para hacer de la salud dental algo más común en todas las familias españolas y entre sus menores es el marketing o la publicidad. Hacer anuncios, cuñas de radio, diseños para mobiliario urbano y alertar de los peligros en redes sociales es una manera efectiva de llegar a todo el mundo. Y no cabe la menor duda de que todo esto juega una importancia muy grande a la hora de hacer posible que todo el mundo tenga a mano la información que necesita para luchar contra la caries y otros tantos problemas dentales.

Estamos seguros de que los datos, poco a poco, van a ir mejorando a medida que vayamos creando vías de comunicación entre la comunidad dental y la sociedad. Ya se están produciendo ciertas mejoras, pero necesitamos que se conviertan en algo genérico. Y empezar por convencer a los más pequeños, aquellos de los que va a depender la educación de las generaciones futuras, es fundamental para ello. Hay que ponerse manos a la obra desde ya. Los resultados llegarán.

 

Deja una respuesta