Hay cosas en la vida que se pueden evitar y otras que no. Por ejemplo si padeces una enfermedad no puedes hacer nada ante ello. Si cogiste el coronavirus, es posible que no pudieras hacer nada. Si mides 1,50 y por ello no puedes entrar a formar parte del Ejercicio o de la Policía, pues no puedes hacer nada. Si el hombre o la mujer de tu vida te rechazó, pues no puedes hacer nada. Ahora bien, el tener una dentadura poco cuidada, enferma, es algo para lo que ya no hay excusas, porque es posible tenerlo.

Sí, es tan fácil como ir al dentista y someterte a los múltiples tratamientos que hay ahora para poder lograrlo. Y si eres de esos que vas diciendo que es que tienes miedo, pues tampoco es excusa. Ahora mismo los tratamientos que se hacen son indoloros, el paciente ni lo siento. Por eso, no hay excusa para tener una mala salud bucodental.

Si has pasado demasiado tiempo sintiendo complejo cada vez que ríes a carcajadas cuando no tiene por qué ser así, ahora es el momento de cambiar las cosas, ponerle remedio y mostrarte sin miedo ante cualquiera. Se trata de cuidarte, lograr la imagen que deseas y, por extensión, estar mucho más feliz con tu aspecto. Y es que, sonreír ampliamente es uno de los hábitos más sanos que puedes instaurar en el día a día. La vida ya es lo suficientemente complicada como para vivirla con el ceño fruncido. Además, existen razones objetivas para mostrar una gran sonrisa o lanzar una carcajada.

Beneficios de una buena dentadura

Son muchos los beneficios que tiene tener una dentadura sana, y no nos referimos solo a la salud, que de eso hablaremos luego, sino a lo social. Y es que unos dientes sanos, blancos, sin que te huela la boca, te conecta con el resto de las personas

Todo fluye mejor con una sonrisa. En casa con los tuyos, en el trabajo con tus compañeros, conociendo a nuevas personas o incluso en una entrevista de trabajo. Sonreír siempre te ayudará a conectar con las personas con mayor facilidad y a verte como una persona amigable y accesible.

Vas a notar que te cambia el humor. Lo has notado seguro: tienes un mal día, alguien te sonríe, tú le devuelves la sonrisa y te sientes mejor. Y si se te escapa una carcajada, todavía más.

Los estudios clínicos lo demuestran: la risa despierta tu cerebro haciéndole liberar hormonas tan útiles como las endorfinas o la serotonina, que reducen el dolor y estimulan la sensación de placer y bienestar. Es una pena perderse todo eso por no atreverse a mostrar abiertamente tu dentición, ¿verdad?

Tratamientos

Y después de hacerte ve la importancia de tener una dentadura sana, nos ponemos en el sillón del dentista para comprobar los tratamientos que hay en el mercado, en la Clínica Dental La Chicuela ofrecen unos resultados eficaces y seguros desde la primera sesión.

Blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental, uno de los procedimientos de Estética Dental más demandados por los pacientes en las clínicas dentales, permite la reducción, en varios tonos, de la coloración de las piezas dentales del paciente. Este tratamiento, rápido, eficaz y seguro, asimismo, elimina las manchas intrínsecas y extrínsecas de la superficie de los dientes. El tratamiento no supone ningún dolor para el paciente, ya que, además, se protegen los tejidos periodontales, de manera que los agentes blanqueadores no entren en contacto con estos. La aplicación de estos sobre la dentición, activada mediante una luz LED, no supone, de la misma manera, molestias. Una vez finalizado el procedimiento, el paciente puede sentir una pequeña sensibilidad dental durante los primeros días. Sin embargo, se trata de una situación pasajera que remite por sí misma.

Carillas dentales

Los tratamientos con carillas dentales en nuestra clínica dental permiten mejorar la estética de la sonrisa de forma eficaz, rápida y sencilla. Estas finas láminas, de porcelana o composite, se colocan en la cara externa de las piezas dentales, consiguiendo una apariencia más armónica y mejorando el color, la forma, el tamaño o incluso la disposición de estas. En algunos casos, además, las carillas dentales posibilitan la mejora de la funcionalidad de la cavidad oral. Estos tratamientos con carillas dentales son mínimamente invasivos y logran unos resultados muy naturales y armónicos. El paciente recupera la estética y la funcionalidad completa de la cavidad oral, pero, además, la confianza y la seguridad en su sonrisa.

Existen más tratamientos para poder tener una dentadura como las estrellas de cine, solo tienes que preguntarlo en tu clínica dental. Ya has visto que las excusas para esto no nos gustan.

Deja una respuesta