Quizás hayas oído hablar unas cuantas veces del oxicorte, pero seguramente hayas dado un paso atrás y hayas dicho “mejor no escuchar ni hablar de algo que no sé”. Pues bien, es una buena posición ante la vida. Ahora bien, la nuestra es la de informarnos, documentarnos con fuentes expertas para poder luego hablar de lo que se sabe. Y en este caso, hoy hacemos una llamada a Tecoi, una empresa experta en este proceso  y que nos puede abrir los ojos sobre esta técnica de corte que es una de las más usadas.

Pues bien, el oxicorte es una técnica auxiliar a la soldadura, desarrollada desde 1903 y usada hasta la fecha en innumerables aplicaciones industriales, que se utiliza para la preparación de los bordes de las piezas a soldar cuando son de espesor considerable, y para realizar el corte de chapas, barras de acero al carbono de baja aleación u otros elementos ferrosos.

Dos etapas

Para ponernos en situación, el oxicorte consta de dos etapas. En la primera, el acero se calienta a alta temperatura, incluso pueden rondar los 900 °C, con la llama producida por el oxígeno y un gas combustible. Luego en la segunda, una corriente de oxígeno corta el metal y elimina los óxidos de hierro producidos. Hay que tener en cuenta que en este proceso se utiliza un gas combustible cualquiera, cuyo efecto es producir una llama para calentar el material, mientras que como gas comburente siempre ha de utilizarse oxígeno a fin de causar la oxidación necesaria para el proceso de corte.

Elementos para el oxicorte

Lo primero que se necesita son tanques o cilindros con combustible y comburente (el uso de estos dos gases altamente inflamables y de alta presión que requiere normas de seguridad específicas de mantenimiento, transporte y almacenaje)

  • En segundo, manorreductores, que sirven para reducir la presión en los tanques de 200 atmósferas a presiones entre 0.1 a 10 atmósferas.
  • Un soplete cortador, que es donde ocurre la mezcla de los gases, y que solo puede ser utilizado por profesionales muy cualificados.
  • Válvulas antirretroceso, que permiten el paso del gas en un solo sentido.
  • Mangueras, que conducen a los gases desde los tanques hasta el soplete, y pueden ser rígidas o flexibles.

Normas de seguridad

Como te indicamos, el proceso de maxicorte no puede ser usado por cualquiera. Tiene que serlo por grandes profesionales, que ante todo, sepan de la profesión y de las normas de seguridad. Un equipo de oxicorte está compuesto por dos bombonas de acero de dos gases comprimidos a muy alta presión y muy inflamables que son el oxígeno y el acetileno. A pesar de las medidas de seguridad que se adoptan, se producen accidentes por no seguir las normas de seguridad relacionadas con el mantenimiento, transporte y almacenaje de los equipos de oxicorte.

 

En España existe la Norma NTP 495 (derogada) del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, donde se establecen de forma pormenorizada las prevenciones de seguridad que se deben de adoptar con los equipos de oxicorte y soldadura oxiacetilénica. La mayor peligrosidad del oxicorte radica en que la llama de la boquilla puede superar una temperatura de 3100 °C, con el consiguiente riesgo de, explosión o de sufrir alguna quemadura.​

Qué gana una empresa

Pues como nos indican desde Tecoi, una empresa gana rentabilidad con este sistema de corte.  Además de adquirir una gran capacidad de trabajo en tiempos reducidos. Por supuesto, la flexibilidad, ya que es una máquina multitarea con varias opciones de corte: plasma, biselado, oxicorte, taladrado, marcado y corte de tubos. Y precisión, ya que aporta un resultado de corte preciso y seguridad en el proceso.

Usos

Pues, los equipos oxicorte sirven para ejecutar trabajos de corte , soldadura y calentamiento de metales. La energía que se necesita para esta acción, se produce por una combustión controlada de la mezcla de dos gases (oxígeno + acetileno u oxígeno + propano) y se aplica por medio de un soplete. Están muy presentes en la sociedad. Como te hemos indicado, los equipos oxicorte se componen de un cilindro de oxígeno, un cilindro de gas combustible (acetileno o propano), dos reguladores, un soplete mezclador, una manguera gemela acoplada, y  un carro portacilindros.

¿Qué te parece ahora este sistema de corte? Estamos seguros de que si vuelves a escuchar la palabra oxicorte en una conversación ya no darás un paso atrás y querrás formar parte de la conversación. Eso sí, aportando datos y argumentos solidos.

 

 

Deja una respuesta