Las modas existen desde antiguo y nunca dejan de sorprender. Algo que en algún momento está pasado de moda pasa de repente a estarlo e incluso a ser tendencia. Algo así podemos decir de los brackets, que como las hasta hace poco denostadas gafas de pasta, están ahora a la última.

Está claro que hay ciertos grupos que ponen de moda ciertas cosas. Si vamos a los tan actuales hípsters, coincidiremos en que volvieron a poner de moda los tirantes y unos ya casi olvidados pantalones de pana. Este tipo de cosas ocurren cada cierto tiempo, por lo que no debemos sorprendernos de lo que vuelva a estar de moda en un determinado momento.

Los brackets

En el caso de los brackets, han pasado a ser también objeto de moda y tanto los famosos como la gente de a pie lucen con gusto su ortodoncia tradicional. Hablando de los famosos, está claro que ellos han sido de los principales causantes de que vuelva esta moda que tanto atemorizaba a muchos de nosotros o de nuestros hermanos mayores en los años 80 años y 90. Ahora es de lo más “in” lucir brackets metálicos.

Famosos a los que hemos visto con ellos

Podríamos hablar de nuestra Reina Doña Letizia o los deportistas Cristiano Ronaldo o Pau Gasol, así como a los actores Tom Cruise o Nicholas Cage. Todos tienen en común haber utilizado los brackets para mejorar su aspecto en los últimos tiempos.

El caso es que la ortodoncia, tanto si es tradicional como si es invisible, lo mismo que si es fija o extraíble, va a conseguir mejorar la estética dental y facial, lo mismo que cualquier tratamiento de salud y belleza, que sin duda aumentará la calidad de vida de cualquiera que lo necesite.

Está claro que contar con una sonrisa perfecta nos hace más felices como personas, algo más que comprobado.

Los tratamientos en este sentido han mejorado bastante, tanto a nivel de tecnología como también en materiales, ya que de lo que era la ortodoncia tradicional se ha pasado a la tan conocida ahora ortodoncia invisible, que no es sino una férula adaptada a la dentadura de cada uno de los pacientes, siendo casi invisible y que además es bastante cómoda al ser extraíble.

Recordemos que el mostrar los dientes cuando sonreímos es un claro signo de seguridad en uno mismo, algo que se refleja, pues las personas que se sienten seguras de ellas mismas, no solo triunfan más, también pasan a ser más felices.

Esto ha llegado a desembocar en que personas de todas las edades, desde anónimas a celebridades, hayan recurrido a los brackets cuando les ha sido necesario.

No es raro contar con algún amigo de los denominados “modernos” que seguro que ha optado por ponerse brackets con treinta y tantos o cuarenta y tantos. El caso es que para lucir una bonita sonrisa nunca es tarde como nos dicen en Clínica Dental Garcia Lorente, que no dudan en comentarnos el boom que ha sufrido el mundo de los brackets, donde ahora es posible elegir entre unos materiales y colores que hasta hace años era impensable.

Al final todo esto es deseo de un cambio de concepto y de ello realmente no solo se beneficia la industria, al final nos terminamos beneficiando en general una población que ya se ha olvidado del miedo al dentista y que lo que busca es tener una buena estética y tener una salud dental realmente buena.

En el caso de que quieras lucir una sonrisa perfecta, lo mejor es no pensárselo y acudir a una clínica que tenga buena valoración y que tenga buenas opiniones. Igualmente es recomendable que no esté muy lejos de tu domicilio, así será más fácil acudir a las citas y la pereza no será excusa, además de perder menos tiempos en desplazamientos.

Esperamos que después de esto hayas visto el lado bueno que tiene el que estén de moda los brackets. Sinceramente, pensamos que no es solo una moda pasajera, al final la concienciación entre la gente cada vez es mayor y sin duda, tu salud bucodental y la general te lo agradecerán.

Además seamos sinceros ¿quién no quiere tener una bonita sonrisa? pues ya sabes ¿no?

Deja un comentario