El turismo se ha convertido en la actividad por excelencia de nuestro país. Es en lo que más especializados estamos, por regla general, los españoles y lo que más rentabilidad nos deja, por lo que entendemos perfectamente que un buen porcentaje de las empresas que se crean formen parte de este sector. Es algo lógico teniendo en cuenta la enorme cantidad de público que visita nuestras ciudades casi en cualquier momento del año. Y es que, desde luego, a nadie se le escapa que el turismo es una fuente de ingresos inmensa para este país.

Todos sabemos que las empresas turísticas por excelencia suelen ser los hoteles, pero lo cierto es que, además de ellos, hay otra serie de negocios que se nutren de una manera directa del turismo, como lo son bares, restaurantes, agencias de viajes e incluso pequeñas compañías que se dedican a proporcionar tours turísticos por diferentes ciudades. Este tipo de actividades emplea a una cantidad importante de gente y por eso es importante que funcionen correctamente y que capten la atención de cuantos más turistas mejor. De momento, por lo que parece, este asunto funciona bastante bien en la actualidad.

Pero claro, hay que verlo todo. Porque lo que solo reluce es la rentabilidad de negocios como de los que venimos hablando. Pero no suele hablarse de todo lo que tiene que ver con la gestión y la tramitación de cada uno de los procesos que hay que llevar a cabo para conseguir fundar una empresa que se dedique a actividades como a las que venimos haciendo referencia en estos primeros párrafos. Probablemente, la labor más ardua a la hora de crear una empresa de este estilo llegue al principio, a la hora de resolver todo el papeleo y buscar una manera de organizarnos internamente.

España, de hecho, sigue batiendo su récord de turistas por cada año que pasa. Así lo garantiza un artículo que fue publicado en el diario El País, que aseguraba que el 2018 fue el sexto consecutivo en el que se mejoraba nuestro dato más alto. De hecho, en lo que tiene que ver con la cifra exacta, España recibió un total de 82’8 millones de turistas durante el año que os hemos indicado. Y es que no es para menos. No hay un país en el que la combinación entre clima, Historia y arte sea tan grande como lo es aquí.

Es evidente que las principales beneficiadas de este asunto son las empresas de las que os hemos hablado a lo largo de este artículo. Y lo cierto es que no son pocas. Según el portal web Statista, las empresas del sector de agencias de viajes y turoperadores superan las 9.500 en lo que tiene que ver con nuestro país, lo que nos confiere una idea de la enorme importancia que tiene que su actividad funcione y la cantidad de gente que depende de ellas. Y es que son de los estandartes más importantes del sector turístico español.

Las empresas relacionadas con el turismo en España tienen una importancia demasiado grande como para que le pongamos todo tipo de problemas burocráticos que dificulten su actividad habitual y su constitución. Por desgracia, esas trabas existen. Pero hay una manera de combatirlas, y es confiando en una gestoría o asesoría que permita agilizar todos los trámites que se tengan que superar. Los profesionales de Martín Laucirica, una asesoría bilbaína, nos han comentado que son muchas las empresas turoperadoras que han surgido en su ciudad durante los últimos años y a las que se les ha cargado con demasiados problemas en lo que respecta a su fundación. El trabajo de los profesionales de esta entidad, por tanto, ha tenido su importancia para tratar de garantizar que estas empresas dispongan de todo lo necesario con toda la celeridad posible para poder arrancar con sus funciones.

Una labor encomiable

Empresas turísticas como de las que venimos hablando tienen una importancia realmente grande en los tiempos que corren porque son las que se encargan de presentar nuestro país a todas aquellas persona que vienen a visitarlo desde fuera. Por tanto, es evidente que este tipo de empresas y sus servicios vana  jugar un papel muy importante en la impresión que se lleven los turistas de cada uno de nuestros rincones. Y eso, la verdad, va en beneficio no solo de su trabajo, sino de toda nuestra sociedad.

Estamos convencidos de que, si hay turistas extranjeros que deciden volver hasta nuestras ciudades, en parte es gracias a la tremenda labor que ejercen profesionales de este campo. Por tanto, es importante que no se pongan tantas trabas a la constitución de empresas de este tipo, un problema que viene siendo endémico en este sector y al que tenemos que poner coto so pena de empezar a ver cómo estas empresas pierden rentabilidad y eficacia, algo que sería, por supuesto, una noticia nefasta para los intereses del sector y de España en general.

Deja un comentario