Los datos no mienten. El colectivo más afectado por el maldito coronavirus es el de personas mayores. La falta de defensas provoca que el COVID-19 vea en su sistema respiratorio la mejor zona para instalarse. Además de la presencia de otras enfermedades. Por este motivo, el Ministerio de Sanidad ha publicado un protocolo especial para residencias de ancianos y para las personas que tengan que cuidarlas.

Qué es el coronavirus

Es el coronavirus SARS-CoV-2 que produce la enfermedad conocida como COVID-19 o neumonía de Wuhan. Se llama así porque es la ciudad de donde nació y se dieron los primeros casos. Desde ahí se propagó al resto del mundo provocando una crisis sanitaria y económica jamás conocida. Estos virus, de origen desconocido, provocan diferentes tipos de enfermedades y es habitual contraer alguno a lo largo de la vida, sin más trascendencia. Se trata de virus de transmisión área. El coronavirus debe su nombre a su aspecto parecido a una corona.

Así se contagia

El Covid-19  se contagia por vía respiratoria a través de las gotas que producen los portadores cuando tosen, estornudan o hablan. Es decir, que es muy fácil de contagiarse. Las partículas virales pueden alcanzar a personas cercanas o depositarse en objetos y superficies próximas por un período corto de tiempo. De ahí que las personas mayores sean un colectivo muy vulnerable.

Pero aún es peor, ya que si una persona toca una superficie u objeto contaminado y se lleva las manos a sus propios ojos, nariz o boca, también se puede transmitir por el contacto humano o por sustancias contaminadas. Por todas estas cosas, también se hace vital que las personas que trabajan con personas mayores tomen sus responsabilidades y medidas.

Medidas para los trabajadores con personas mayores

  • Hay que realizar un lavado de manos antes y después de entrar en contacto con las personas mayores.
  • Una higiene de manos antes de colocarse un equipo de protección y al quitárselo.
  • Hay que llevar las uñas cortas y cuidadas. Y por supuesto, no llevar ningún tipo de joya o reloj.
  • Hay que intentar reducir al mínimo el número de personas que están en contacto con pacientes infectados o con quienes han estado en contacto con ellos.
  • Utilizar mascarillas. Existen pacientes con patologías graves que necesitan estas mascarillas y se ven afectadas por problemas de desabastecimiento.
  • Si sospechas que tu o alguno de tus familiares ha sido contagiado llamando a los teléfonos de información te explicarán el procedimiento a seguir.

Medidas para la limpieza y desinfección de los diferentes espacios:

Una vez que la cuidadora esté en el lugar, se seguirá con la política de limpieza del hogar de una manera exhaustiva. Si hay evidencia de coronavirus, se limpiaran las zonas con los productos adecuados.

  • Las empresas que se dedican al cuidado de ancianos se encargarán de forma al personal para mantener todas estas acciones
  • El material desechable se introducirá en un contenedor con tapa y con etiquetas que muestren su contenido.

Todas estas acciones se tienen muy en cuenta en empresas de servicio domésticos como Sant Pau, donde desde el primer día comenzaron a tomar medidas para evitar el contagio entre sus empleados y las personas mayores a las que cuidan. “Nuestro servicio a medida se adapta a la complejidad de la vida diaria, proporcionándole personal, para la higiene diaria, control de medicamentos, salir a pasear, acompañamiento a sus visitas médicas y llevar la casa, todo ello con las medidas que se imponen desde las autoridades sanitarias”, explica.

Como se ha podido comprobar, las residencias, centros de días y centros cívicos están cerrando sus puertas y muchas actividades para ancianos, entre otras, están siendo anuladas para prevenir el contagio. Por este motivo, el servicio de cuidadores a domicilio es la solución ideal para cuidar de tus familiares mientras las autoridades sanitarias controlan la situación contra el coronavirus COVID-19. Eso sí, tienes que poner el foco en empresas de referencia y que cuenten con tu confianza.

Síntomas del coronavirus

Los primeros síntomas suelen ser fiebre, dificultades respiratorias, fuertes dolores de cabeza, escalofríos, tos seca, malestar general, secreción nasal y dolor de garganta. Eso sí, no hay que confundirlo con los síntomas de una gripe común, o incluso de una alergia.

La lucha contra la pandemia es cosa de todos. Los organismos han puesto una serie de normas pero está en nuestra voluntad el hacer bien las cosas. Recuerda que si creemos que podemos tener el coronavirus es muy importante recurrir al uso de mascarillas para no contagiar a los demás y evitar mantener contacto físico con el resto de personas

Deja una respuesta