Vivimos en una época complicada para todos los habitantes del planeta y es que el coronavirus no entiende de clases y nos está afectando a todos por igual. No importa que seas primer ministro, sanitario, camarero o empleado de banca, todos y cada uno de nosotros estamos expuestos a los efectos de la pandemia Covid-19 y todos y cada uno de nosotros debemos de poner de nuestra parte para evitar los contagios y, con ellos, ir recuperando poco a poco la normalidad en nuestras vidas. Esta pandemia que se dice que surgió en China nos pilló a todos los países a contrapié, dado que no importa quien gobierne cada una de las naciones porque antes o después acabará teniendo un brote, incluido en los países más herméticos como Corea del Norte, donde ya se tiene constancia de ciudadanos que han dado positivo en este virus. Es por ello por lo que cada uno de nosotros debemos de ser conscientes de que tenemos que aportar nuestro granito de arena para conseguir vencer a una enfermedad que día tras día se lleva por delante decenas y centenas de vidas humanas en todo el mundo y cuyos contagios crecen diariamente por miles en todos los países.

Como decimos, esta pandemia no entiende clases y afecta tanto a países desarrollados como a países del tercer mundo, quienes ven como sus ciudadanos mueren por la falta de material sanitario. Sin embargo, también en los países más adelantados y con mejor sanidad, como puede ser el nuestro, las cifras de fallecidos son muy elevadas, así como todavía lo son más las de contagios diarios. Del mismo modo, cuando creíamos que ya habíamos superado la cresta de la ola y que los contagios se comenzarían a estabilizar nos hemos encontrado con que en cuanto hemos empezado a salir de casa, el número de contagios ha vuelto a crecer de forma exponencial llegando incluso a cifras previas o superiores a las que teníamos cuando se decretó el confinamiento de la población.

Si bien es cierto que en la actualidad los servicios de emergencias, aunque cuentan con picos ya se han podido estabilizar, lo cierto es que la situación sigue siendo realmente preocupante. Es por ello por lo que tanto el gobierno como las comunidades autónomas están comprando material sanitario para poder hacer frente a un importante rebrote, así como se está tratando de aislar y detectar en menos de 24 horas a todas aquellas personas que hayan dado positivo, de tal forma que, a pesar de que hay rebrotes y que la situación sigue siendo preocupante, la realidad es que en la actualidad ya estamos un poco más preparados para lo que pueda venir.

Parte de esta preparación que ya tenemos pasa por la compra de material sanitario por parte de las autoridades competentes, pero más allá de eso también influye que ahora, con el paso de los meses, vamos conociendo poco a poco un poco mejor al virus y con ello ya tenemos más información de las medidas que debemos de tomar y de los pasos que debemos de dar para intentar frenar el número de contagios. Del mismo modo, son varias las empresas, como Moderna, y universidades como la de Oxford que ya tienen bastante adelantados los estudios para dar con la vacuna que nos permita volver a la normalidad, una vez haya sido suministrada a la población de todo el mundo. Sin duda alguna, esta es la mejor de las noticias que podemos tener en los próximos meses, si bien para que esto ocurra, todas las compañías e instituciones que se están afanando en tenerla cuanto antes, todavía han de dar diferentes pasos hasta que se pueda llegar a comercializar.

Mientras tanto, las mascarillas son nuestras mejores aliadas, así como las cámaras termográficas, las cuales se están instalando en muchas empresas o negocios del mundo para saber como están las temperaturas corporales de los empleados o clientes que se acercan a las diferentes tiendas o sedes. En este sentido, Ibertronix ofrece una de las mejores cámaras termográficas que están en el mercado y lo hace a un coste ajustado, algo que, sin duda alguna, supone una buena noticia para los empresarios, quienes buscan poner todas las medidas de seguridad en sus compañías para evitar que los rebrotes se relacionen con sus empresas, así como también para garantizar la seguridad de sus empleados.

El gel hidroalcohólico, el aliado de la mascarilla

El gel hidroalcohólico también ha llegado para formar parte de nuestras vidas y es que mediante su uso nos desinfectamos las manos de las diferentes bacterias o virus que podamos encontrar por la calle. Es por ello por lo que en los últimos meses este se ha convertido en el gran aliado de la mascarilla, la cual también tenemos que llevar obligatoriamente cada vez en más sitios, incluida la vía pública.

Deja una respuesta