La pandemia y todos los efectos que conlleva para la sociedad, tanto los referidos a las pérdidas humanas como a las económicas, no nos deben hacer que desviemos la atención de otros temas que puedan ser de especial relevancia en nuestros pueblos y ciudades. Aunque es cierto que el coronavirus se ha convertido en la principal preocupación para millones de españoles, la verdad es que contamos con otra serie de problemas que a las familias les conviene resolver cuanto antes y que no tienen nada que ver con lo que ha venido sucediendo en los últimos años.

En este artículo, el principal problema del que vamos a hablar es de la adicción. La adicción al alcohol, a las drogas, al juego. Resulta que este es un problema del que nos estamos empezando a hacer cargo ahora, como sociedad, pero que lleva con nosotros demasiado tiempo. Son muchas las personas que sufren los efectos de algún tipo de adicción y que necesitan la ayuda de profesionales que estén especializados en la resolución de problemas así. Lo cierto es que este asunto es algo que merece estar en la agenda política de nuestros representantes y que merece los mejores tratamientos y consejos.

Hay datos referidos a nuestro país que nos preocupan bastante y que no podemos dejar de compartir con vosotros y vosotras. Hemos escogido los dos ejemplos que os vamos a poner a continuación, que tienen que ver con la adicción al alcohol y al juego.

  • En la primera de esas adicciones tenemos un problema considerable en España en función de los datos que hemos recogido gracias a una noticia de La Nueva España. Según ella, nueve de cada diez alcohólicos en nuestro país no está en tratamiento. Y eso les convierte en personas que pueden sufrir problemas (o que ya los están sufriendo) a lo largo de su vida.
  • En lo que respecta a la ludopatía, es el diario ABC el que nos hace un pequeño análisis acerca de lo que viene sucediendo en España. Y las cosas tampoco están bien en este apartado. Nuestro país presenta las tasas más altas de ludopatía entre jóvenes de entre 14 y 21 años. Ese es un peligro tremendo al que tenemos que poner solución y que requiere del trabajo de los profesionales que estén especializados en asuntos de este tipo. Es algo que, además, necesitamos con urgencia.

España tiene problemas en lo que respecta a la adicción a una serie de peligros. El alcohol o la ludopatía, entre otros, están a la cabeza y es precisamente por eso por lo que es necesario que un cuerpo de profesionales trabaje estos asuntos para disminuir la dependencia de la gente en lo que respecta a estos problemas. En Despierta BCN han analizado todos y cada uno de estos asuntos y sus profesionales consideran como más preocupante la adicción al juego de la juventud española, teniendo en cuenta que hay cifras relativas a otro tipo de adicciones que también requiere de tratamientos urgentes.

Las drogas, otro peligro real y actual

Ni que decir tiene que esta es una de las adicciones más habituales no solo en España, sino en otros lugares del mundo. Pero es una de las más peligrosas para todas aquellas personas que la consumen. La dependencia de productos como la cocaína puede hacer que, por un lado, nuestra salud se vea terriblemente afectada y que, por el otro, empecemos a dedicar una gran parte de nuestro dinero en ella, con las consecuencias y las deficiencias que puede conllevar eso para nuestras vidas y las de nuestros familiares.

Hay que tener en cuenta que las adicciones no solo generan problemas en el cuerpo y el bolsillo de quienes las sufren, sino que también tienen efectos sobre todos los allegados. Por eso, el tratamiento no es solo algo que vaya a afectar para bien a las personas que tienen la adicción, sino a todas esas personas que las rodean. Esa es la parte más positiva de someterse a un tratamiento, algo que por otra parte es necesario para reparar todos los daños que los adictos hayan podido hacer sobre sí mismos. Es una necesidad que, como decíamos más arriba, urge.

¿Mejorarán los datos de los que antes os hemos hablado en España? La verdad es que es imposible conseguirlo. En eso estamos, desde luego. La lucha contra cualquier tipo de adicción es una guerra sin cuartel, pero nadie puede garantizar que, mientras dos personas están intentando salir de alguna de ellas, otras tres hayan entrado en otra. Por eso, es evidente que no solo hace falta tratamiento, sino que también es necesario que se potencie la educación para evitar que los jóvenes y no tan jóvenes se arruinen la vida en todos los aspectos por una adicción. No merece la pena.

Deja una respuesta