Llega la primavera y con ella las flores, el buen tiempo y, como no…. Las bodas. Hay quien adora las bodas y quienes las odian, parece que no tienen término medio, pero si te gustan ahora es cuando empieza la mejor época de año. Entre abril y Septiembre se celebran el90% de las bodas en España, tanto si son por la iglesia como si son bodas civiles, sólo un pequeño porcentaje de parejas decide casarse fuera de esta temporada. Pero, ¿sabéis cuánto puede llegar a costar una boda? Pues hay quien no celebra nada y a penas se gasta unos euros, hay quienes la celebran a su estilo y con dos o tres mil euros lo tienen todo cubierto y luego las hay por todo lo alto, donde la más económica te puede salir por unos 50.000 euros. Ahora bien, ¿dónde está la media en nuestro país? Pues en unos 25.000 euros. Telita…

Dicen que las partidas más caras suelen ser el banquete y el viaje de luna de miel pero yo creo que todo depende de cómo se mire. El banquete, al final, es para muchas personas (aquí la media ronda los 100 invitados) y la luna de miel se disfruta, se recuerda y se añora… pero ¿qué me decís del vestido? Es algo que se compra, se usa una vez, y se guarda, así que en mi opinión esa es la partida más cara pues están mucho mejor invertidos los 3.000 euros del viaje que los 2.500 del vestido.

Una firma en la que podemos encontrar fantásticos diseño, incluso a medida, a precios bastante asequibles teniendo en cuenta como está el mercado, es Joana Diestre, la parte negativa es que solo tienen tiendas en Bilbao, pero merece la pena la verdad.

Este año, en el mundo del famoseo, uno de los vestidos de novia más caros lo ha llevado Gemma Mengual, la deportista olímpica. Se casaron el 24 de marzo en San Cugat con un vestido de corte moderno, transparencias y encaje que quitaba el hipo.

Pero si queréis alucinar con precios económicos vais a flipar con la nueva temporada de novias de Mango. Sí, sí, habéis leído bien, Mango el año pasado ya se sumó al mundo de los vestidos de novia con un par de diseños y este año viene arrasando. En Mango, un vestido de novia que en nada desmerece a los de las grandes firmas, puede salirte por menos de 200 euros. Se trata de la nueva línea Weddings&Parties, que no sólo incluye vestidos de novia, sino también para invitadas, y son una auténtica maravilla. De hecho, hay un vestido de satén de seda que es increíble, con tirantes finos y una gran apertura lateral que deja ver la pierna cuando caminas. También tienen un vestido largo precioso, son tejido más romántico y femenino, y también existe su versión en corto, perfecto si te casa por lo civil y quieres ir cómoda.

¿Y qué me decís si os propongo casaros con una bomber? Eso sí, de seda y lujo. Según el artículo que he estado leyendo en Glamour, existe una bomber confeccionada con satén de seda, y toma el nombre -Eltanin- de la más brillante de las estrellas de la constelación Dragón.

Los Vestidos de Kate Upton

Vogue ha tenido la oportunidad de analizar en detalle los looks que ha llevado la modelo Kate Upton en su boda, que sí, han sido más de uno. El artículo asegura que  el escogido para la ceremonia, un blanco Valentino de aires románticos, bordados florales, falda voluminosa y un disimulado escote (firmado por Pierpaolo Piccioli), disparaba las alarmas sobre una despedida de la top hacia su más que habitual estilo sensual, hace unos meses. Si bien ahora es factible observarlo con lupa, dicha idea queda hoy atrás, por obra y gracia de su segunda elección de moda. Ésta hace regresar su faceta más conocida, aunque de manera sutil, y hay una importante lección en ella. Luego, en el convite y para dar un pequeño giro, a medio camino entre la esencia de los Felices Años 20 y la archiconocida silueta griega, la actriz y modelo lució un sensual diseño, cercano al color champán, de Christy Rilling Studio. La creación, asociada a un delicado moño de bailarina y salones de Manolo Blahnik, permitía distinguir con facilidad –por su cualidad de transparente– una sorprendente a la par que admirable selección de ropa interior. ¿Y tú, qué vestido quiere llevar?

Deja un comentario