Vender tu piso, una aventura con final feliz

Vender tu piso, una aventura con final feliz
2 octubre, 2017

La larga crisis que hemos padecido estos años parece que finalmente terminó. Esto uno tiene un buen termómetro viendo que las inmobiliarias vuelven a aumentar tras años de cierres. Existen muchos buenos profesionales y antes de la crisis, también hubo un intrusismo que perjudicó al sector.

En inmobiliarias-madrid.com pudimos ver como los verdaderos profesionales trabajan para que el cliente termine con la venta que desea al mejor precio y con un buen servicio. En primer lugar, pensamos que podíamos vender la casa por nuestra casa, pero después de pocas semanas nos dimos cuenta que era perder tiempo y dinero, pues había que trasladarse, ya que no vivíamos allí ya y muchas visitas nos hacían perder el tiempo o era gente que no tenía las ideas claras.

Al final tomamos la decisión de que esta inmobiliaria se encargara y no pudimos quedar más satisfechos. Ellos nos dieron todo tipo de información sobre las gestiones que realizaban para poder vender nuestra casa madrileña. Cada semana nos llamaban y una vez al mes nos resumían por completo todas las acciones, desde las llamadas a las ofertas y o visitan que se habían realizado.

Esta es una buena manera que uno sepa el interés que despierta su casa y así dejar el precio como está o bajarlo en caso de que estuviese alto.

A nivel económico, ellos hacen gala de la venta consultiva, pues es un servicio que realizan para la persona, defendiendo los intereses del propietario y sin cobrar cifra alguna al comprador. Lo que si tuvimos es un contrato de exclusividad, donde cada amigo nuestro que firmara, tenía un descuento del 0,25% cada uno, pudiendo llegar incluso al 1%.

En caso de que lleves tú al comprador, los honorarios que cobran son del 1%, algo que no pudimos comprobar, pero que es una buena opción, ya que hay casos que gente lo pone a la venta en una inmobiliaria y resulta que después un familiar, vecino o amigo al saberlo,  la quiere adquirir.

Nos comentaron que ellos se dedican a pocas propiedades, una buena forma de dar un servicio mejor y así poder dedicar más tiempo a cada casa. Esto les diferencia de otras inmobiliarias de renombre que por captar tantos pisos luego no tienen ni tiempo para atender a los interesados.

Al ser trabajadores autónomos, tienes la seguridad de que van a luchar por sacar adelante la venta de tu casa, pues el proceso de venta es un coste para ellos, obteniendo solo beneficios si el comprador consigue vender su casa.

Desde el punto de vista del cliente, es toda una garantía de que los vendedores harán lo imposible para dar salida a tu prioridad y a los vendedores les hace esmerarse para que así puedan cerrar una venta que les proporcione unos ingresos, por lo que ellos siempre están raudos para dar el mejor servicio posible.

Las exclusivas en el sector inmobiliario

Nosotros éramos reacios a dejar nuestro piso en exclusiva, pero al final terminamos convencidos. Os vamos a dar algunas razones:

  • Tienes la seguridad de que al depender de la venta los honorarios de los vendedores y la inmobiliaria, ésta tiene una gran motivación a la hora de querer vender tu casa, tanto a la hora de poner sus habilidades comerciales como en la inversión de marketing que pondrá en marcha la empresa para vender tu casa. Imagina que los comerciales trabajaran denodadamente en vender tu casa y a las 2 semanas les dices que te la ha vendido otra inmobiliaria ¿perderían tiempo y dinero no? No es muy justo, por eso de esta forma te aseguras su dedicación.
  • Al estar solo una agencia, solo una persona tendrá la gestión de tus llaves y a la hora de controlar las visitas a la casa.
  • Solo hay un anuncio web, por lo que no se quema el anuncio.
  • Existe un único interlocutor, que te libera de atender a compradores y demás agencias inmobiliarias que puedan estar interesadas en tu vivienda.

Como puedes ver, confiar en una buena inmobiliaria es posible, pero no todas funcionan igual. Nuestra recomendación es que te informes convenientemente antes de depositar tu confianza en una de ellas. Merece la pena perder unos días en tu elección, luego se termina agradeciendo con tu piso en buenas manos y vendido en poco tiempo.

Deja un comentario