Hoy, la pizarra ha sustituido a la teja como elemento para la construcción de tejados en la mayoría de las edificaciones nuevas. Y es que la pizarra es un elemento de primera calidad y además, muy estético. Tiene una alta capacidad impermeable, es resistente frente a las adversidades del tiempo y es bonita.

Esta piedra natural se está convirtiendo en el material preferido para la construcción, por infinidad de razones, pero lo más importante, es que al no contener sustancias tóxicas, no es perjudicial para la salud, y ayuda a proteger el medio ambiente. De hecho, la pizarra ha sido declarada como el producto más sostenible para cubiertas, sobre todo si la comparamos con otros materiales como la teja cerámica o el fobrocemento, que emiten mucho más dióxido de carbono, y consumen más agua y energía durante el proceso de producción. Por algo, el sector pizarrero, ha sido el primero en obtener en España la declaración ambiental de producto a nivel nacional.

Porque con la pizarra todo son ventajas, y aunque principalmente se emplea en cubiertas, este material tiene múltiples aplicaciones, ya que también se usa  en solados, aplacados y mampostería, como alternativa a otros materiales como el granito, el mármol, calizas, etc.

Destacan en el sector de la pizarra empresas como ardoises d´Espagne, Pizarras y Derivados, ya que todas sus pizarras se extraen y se hacen de los mejores depósitos y se pueden adaptar a todo tipo de realizaciones o prescripciones, incluyendo las más técnicas y exigentes. Y es que su pizarra natural, con sus cualidades únicas: resistencia, belleza, longevidad y elegancia, han convertido a esta empresa en un referente, tanto a nivel nacional como internacional. Gracias a  sus indiscutibles cualidades, la pizarra debe considerarse un valor seguro ya que a largo plazo y gracias a su extraordinaria longevidad, no será más caro que el azulejo o cualquier producto sustituto que desee imitarlo. Hablamos, pues, de uno de los mejores materiales para la construcción.

Ventajas de la pizarra para la construcción

La pizarra, al ser una piedra natural, no exige su procesamiento, y por lo tanto, se consume mucha menos energía, por lo que minimiza su impacto medioambiental, y contribuye al cuidado de la naturaleza, pero además presenta otras muchas cualidades, a saber:

Es un material fuerte, resistente, mucho más que otros materiales empleados para la construcción ya que no contiene aglomerados

El tratamiento de la pizarra es totalmente seguro, y no supone tampoco ningún riesgo para la persona encargada de su instalación. Además, como se elabora en el mismo lugar de su extracción, permite ahorrar en transporte

No contiene materiales tóxicos, y por lo tanto no es dañino para el organismo ni para el planeta.

La belleza única de la pizarra la hace superior a otros materiales empleados en construcción. Esto unido a su larga vida útil, la convierte en un material totalmente amortizable.

Anímate con la pizarra, ponte a la última y presume de tejado, su larga durabilidad será la garantía de que has acertado.

Deja un comentario