En el artículo de hoy, vamos a relatar cómo se encuentra la situación de la piratería en nuestro país y la posibilidad que tienen los creadores de defender sus derechos de autor a través de un bufete especializado de abogados como es Peñalver, en Alicante. Y es que aunque la piratería ha caído en gran medida en España, lo cierto es que sigue suponiendo una pérdida considerable de ingresos para quienes ostentan los derechos de autoría de las obras.

En definitiva, por suerte, la copia privada de los tradicionales formatos físicos está cayendo en el olvido, ahora que se impone el consumo de música y otros contenidos a través del sistema streaming, en móviles, tabletas u ordenadores. En el último año, por ejemplo, según un estudio publicado recientemente en Europa, solamente un 0,9 por ciento de los españoles ha copiado un DVD de películas o series, tan solo un 1,6 por ciento ha realizado una copia privada de un soporte musical y únicamente un 2,3 por ciento ha hecho copias privadas de libros y publicaciones asimiladas. Estos datos se basan en una encuesta realizada entre 3.000 españoles de entre 14 y 80 años. De todos los encuestados, únicamente un 1,6% (48 casos) hicieron copias privadas de un soporte físico de música (CD o DVD). Y solo un 0,69% de todos los encuestados habría comprado la obra si no existiese la posibilidad de hacer una copia privada; esto es, menos de 21 usuarios de 3.000 encuestados dejaron de adquirir un disco debido a la copia privada.

En cuanto a la ficción televisiva, cine y documentales, solo un 0,9% de los 3.000 encuestados hizo copia de un soporte físico (DVD) en los últimos 12 meses, siendo las series el contenido más popular de todos. En este caso, menos de un 0,6% de los encuestados realizó una copia privada de una película, serie o documental que habrían comprado si no hubiesen podido realizar una copia.

Así, estos resultados demuestran que internet está cambiando los hábitos de los consumidores a la hora de consumir contenidos digitales y realizar copias, una práctica que prácticamente ha desaparecido. Ni siquiera la grabación de televisión o radio digitales que permiten los actuales dispositivos parecen una amenaza, puesto que el número de grabaciones también resulta muy reducido.

En lo relativo a la música, solo un 4,1% de los encuestados grabó un contenido musical (programa, videoclip o concierto en directo) en el último año, práctica que cae a un 0,9% en el caso de la grabación en radio. En el caso de las series, las películas o los documentales, únicamente un 6,8% de los encuestados grabó algún tipo de contenido en el último año a través de televisión digital (no a través de Internet).

Por su parte, la copia privada de libros y publicaciones asimiladas no es una excepción en esta tendencia y también se aprecia un bajo porcentaje de usuarios que realizan copias (2,3%). Tan solo 69 personas de las 3.000 encuestadas (2,3%) realizaron algún tipo de copia privada de un libro o publicación similar.

Las conclusiones del estudio muestran que el número de usuarios que hacen copias privadas de obras protegidas por derechos de propiedad intelectual es pequeño, por lo que la situación ha cambiado mucho desde que se aplicaron los gravámenes analógicos. Los datos actuales indican que ya no está justificado que el 100% de los usuarios tenga que pagar por el comportamiento marginal de una minoría, de ahí que ya se den movimientos para pedir que ese canon desaparezca o se modifique.

Cómo defender los derechos de autor

Aunque esta pérdida sea inferior a la que se producía años atrás, lo cierto es que sigue siendo considerable para los autores, ya sean músicos, productores de series, escritores, etc. De ahí que sea tan importante el poder denunciar todas aquellas burlas que se hacen a la ley, las webs de descargas de libros de manera ilegal, etc. En caso de querer seguir trámites legales si aquellos a los que nos dirigimos no nos hacen caso, debemos contar con la ayuda de un abogado especialista como los profesionales de Peñalver, un despacho multidisciplinar, sofisticado, joven, moderno, plurilingüe, donde se habla español, inglés, holandés y valenciano, con más de 20 años de experiencia.

Prestan un amplio abanico de servicios de asesoramiento jurídico en la rama de derecho, entre los que se incluyen la propiedad intelectual, y los asuntos de lo inmobiliario, urbanístico, civil, testamentos, sucesiones y donaciones, derecho penal, accidentes de tráfico, derecho administrativo, proyectos de inversión, y derecho mercantil, tanto a nivel empresarial como particular.

En la actualidad, trabajan con clientes de una amplia zona de España: Alicante, Valencia, Murcia y Albacete, entre otras. Sus clientes son de diversas nacionalidades de la Unión Europea: españoles, británicos, irlandeses, holandeses, belgas, franceses, noruegos, entre otros.

Deja un comentario