Decoración Nórdica

Decoración Nórdica
5 Mayo, 2017

¿Os acordáis cuando hace algunos años nos dio por poner muebles de colores sobre paredes blancas o muebles blancos sobre paredes de colores? Supuestamente se buscaba el contraste y, si no lo tenías, caías en el peligro de usar demasiado un tono y acabar pecando por exceso o por defecto. Si lo ponías todo blanco aquello parecía un hospital, si lo ponías todo de colores parecía el salón de Agatha Ruiz de la Prada y si optabas por un tono apagado y neutro te tachaban de aburrida. “En el equilibrio está la clave”, decían los decoradores, y yo no encontraba el equilibrio por ninguna parte.

El caso es que las modas cambian y ahora lo que más fuerte está dando es la decoración de estilo nórdico donde el color que prima es el blanco y la sencillez es la línea principal  y básica que predomina en cualquier ambiente.  Ahora es cuando yo diría algo así como que, lo que ocurre, es que los hospitales están de moda, pero la realidad es que a mí también me gusta este tipo de decoración.

A veces me pregunto cómo lo hacen. Yo creo que te meten tanto algo por los ojos que, al final, no sólo lo ves normal sino que te encanta, y esto es lo que me ha pasado en este tema. Antes, cuando veía una estancia aburrida, blanca y sin ningún tipo de personalidad, pensaba que aquello no tenía ningún tipo de calidez hogareña y que era como vivir en una nave espacial futurista. Ahora, cuando veo una sala de estar decorada así pienso: qué blanco, qué limpio, qué pulcro, qué elegante y que bonito…. En fin…

Lo bueno de esta tendencia es que es muy fácil de combinar y, si dentro de un par de años empieza a llevarse otra cosa, probablemente podrás adaptar tu mobiliario al nuevo ambiente.

En esta tienda de muebles online tienen un catálogo bastante amplio con este tipo de mobiliario, y en Dismobel también cuentan con una amplia gama entre sus colecciones. Ahora bien, no os aconsejo optar por el blanco impoluto porque acabaréis con todo lleno de huellas, manchas y viendo polvo en todas partes, yo me decantaría más por un tono crema o beis, que son colores más disimulados y sufridos.

Cocinas, baños, salones, dormitorios… todo igual

Con las cocinas pasa algo similar. Si seguimos el estilo nórdico al 100%, tendríamos que instalar una cocina con muebles blancos y encimera de madera que recordara un poco al estilo rústico de las casas más vintage del momento, pero imaginad la grasa que se acumula de cocinar espachurrada sobre los muebles blancos, o las manchas que salpican al trocear cualquier alimento… No gracias. Se puede buscar un estilo nórdico, sencillo, de líneas simples  y donde predomine la madera y lo rústico sin necesidad de que todo sea de color blanco.

Hay quien os dirá que es un error tremendo no optar por el blanco en la mayor parte de la casa, por eso de la luminosidad, y tienen razón: el blanco aporta muchísima luminosidad a las estancias. Pero también la aporta tener ventanas grandes con cristaleras transparentes y no por eso vamos a reformar las fachadas del edificio así que, en mi opinión, en el equilibrio está el éxito.

Sea como sea, si elegís seguir esta tendencia os recomiendo que veáis algunos ejemplos por Internet, para comprobar verdaderamente cómo quedaría vuestro salón, dormitorio, cocina o aquello que queráis redecorar. No os lancéis a la aventura hasta que no hayáis pensado todos los pros y los contras.

Deja un comentario