Las grandes ONG´s siempre han causado cierto recelo en algunas personas que desconfían del destino de las donaciones y ayudas que reciben, pero seguramente ignoran la gran labor, el enorme esfuerzo y el enorme sacrificio que realizan multitud de profesionales de todo el mundo, que dedican su tiempo y su vida, a ayudar a aquell@s que más lo necesitan. Este es el caso de l@s profesionales de la salud de todo el mundo que trabajan duro en el campo de batalla, allí donde hay guerras y desastres naturales, donde hay hambre y miseria, enfermedad y muerte.

Todos los años, de manera voluntaria y completamente altruista, médic@s, enfermer@s, dentistas, etc… se dedican a la cooperación. Normalmente suele coincidir con su temporada de vacaciones. Much@s tienen familia, y la mayoría, trabajo, o al menos ciertas responsabilidades que les impiden dedicarse al voluntariado durante un periodo más largo de tiempo.

Pero la labor de est@s profesionales es fundamental, y sin su colaboración sería imposible dar respuesta a las necesidades de asistencia que se producen, por ejemplo, en los campos de refugiados, trabajando, además, con escasos medios, y casi siempre insuficientes para dar respuesta a las diferentes patologías que se les presentan, que van desde las más comunes a las más complejas y peligrosas, y si a esto le añades la falta de los medios necesarios para hacer un diagnóstico preciso, como aparatos de radiología, un laboratorio, o el ambiente adecuado, es sencillo imaginar que la situación no puede ser demasiado alentadora. Y sin embargo están ahí, arriesgándolo todo.

Las enfermedades bucodentales son comunes en todo el mundo, pero especialmente en los países pobres, donde las caries, la periodontitis, el cáncer de boca o de faringe, afectan mucho más a los países en vías de desarrollo, principalmente debido a recientes cambios en el estilo de vida de sus ciudadanos que han empezado a adoptar ciertos hábitos de consumo que antes no tenían, como tomar azúcar o fumar, y a un problema de déficit de nutrientes, de flúor y de calcio, entre otros. Y como la falta de atención bucodental es considerable (en África hay un odontólogo por cada 150.000 habitantes), los dientes no se tratan, se extraen directamente.

Smile is a Foundation

Sergio Morante y Natalia Ortiz, son odontólogos en la Clínica Dental Morante y voluntarios en Zimbabwe, concretamente en el proyecto Sonrisas para Zimbabwe, un proyecto de la fundación Smile is a Foundation, con Diego Romero como presidente, y el doctor Morante como vicepresidente de la misma. Ambos dirigen el equipo de voluntarios y voluntarias profesionales de la odontología, en el que también participan: Alberto Ortiz, Esperanza Gross, Lorena Rodríguez, Gonzalo Romero, Antonio Girón, Alejandra Girón, Natalia Ortiz, Isabel López, Favio Vignoletti, Nicola Discepoli, Francisco Rojas, Dino Calzavara, Ezio Calzavara, Ramón Lorenzo, Ana Megías, Carlos Oteo y un óptico Pablo Baciero. Entre tod@s han llevado a cabo labores de prevención y atención dental y óptica a más de 2.500 personas.

Smile is a Foundation es una fundación sin ánimo de lucro que desarrolla proyectos de ayuda humanitaria relacionada con la salud y la mejora de la condiciones de vida. Su propósito fundamental es devolver la sonrisa y mejorar la vista a miles de niños, jóvenes y adultos que presentan síntomas clínicos.

En este proyecto que fue puesto en marcha por Sergio Morante y Diego Romero, en el que trabajan y colaboran un gran número de dentistas, se desarrolla una importantísima labor de prevención, atención odontológica y formación en colegios, miniclínicas y campamentos.

Desde su nacimiento, la Fundación ha tratado cerca de 8.400 pacientes y realizó unos 20.000 tratamientos odontológicos que incluyen extracciones, obturaciones y endodoncias. Aunque en un principio, se dirige exclusivamente a la prevención y tratamiento de enfermedades bucodentales, posteriormente a la especialidad de odontología, se le sumó la de óptica. Más de 700 pacientes fueron observados y atendidos por los ópticos de Smile is a Foundation.

Si quieres conocer más sobre la inmensa labor que realiza la fundación, puedes visitar la Página web Oficial de la Fundación Smile is a Foundation.

Tú también puedes poner tu granito de arena para hacer del mundo un lugar un poco mejor, o por lo menos de la parte de mundo que te toca. Hazte voluntari@.

Deja un comentario